9 de abril de 2007

EL NO DE LOS CACIQUES

El Confidencial Digital:
Movida en el PP con el programa electoral: los “barones” no apoyan la idea de Rajoy de “devolver” competencias al Estado

Mariano Rajoy ha dejado ver, en más de una ocasión, que lo ocurrido en Alemania, donde los lander han renunciado a algunas competencias en beneficio del Estado, sería un proceso conveniente en España. El problema es que los “barones” no comparten su opinión.
[leer artículo completo]

¡Ay...! ¡si ya lo dije yo! Como no, el lobo enseña los dientes. ¿Cuántas veces no habré denunciado yo aquí la desfachatez y cara dura, no ya de los presidentes y candidatos autonómicos socialistas, sino también de los 'populares'?

Repito y no me canso de hacerlo, de que el actual sistema territorial es un sistema caciquil, un sistema corrupto y de gente vaga, vaga, vaga, vaga, vaga y vaga. ¡Y yo que me pensaba que Rajoy ni se atrevería a proponer en el PP la reforma que se hizo en Alemania! ¡Y cuando lo hace, los "barones" se oponen! ¡Pues claro! Estos niñatos de papá, muchos de ellos hijos del facha de turno (y facha de verdad, del de Falange y ¡Viva Franco! en pleno s. XXI), que no han dado un palo al agua en su vida, que han salido de la Universidad al Congreso o a cualquiera de sus querídismos y ultracompetenciales parlamentos autonómicos no están, ni mucho menos, por la labor de ceder competencias. ¡Faltaría más!

Parece ser que los que más se oponen son Camps y Matas, presidente valenciano y balear respectivamente. ¡Oh, sorpresa! ¡Cómo vamos a quitar competencias a Valencia y Baleares en beneficio del malvado Estado español! Pero bueno, ¿esta gentuza quién coño se ha creído? Se deben pensar que son Jaime I el Conquistador, y que pueden hacer y deshacer con los reinos de Valencia y Mallorca lo que a semejantes caraduras, sinvergüenzas y gentuza autonómica (y autonomista) les de la gana.

Pues a Rajoy no le queda otra que es darles la patada en el culo a estos parásitos asquerosos, repugnantes, viles y mezquinos. A esta chusma pagada con dinero público. A esta gentuza que vive de un sistema sinsentido, en el que llegará el día que hasta Cercedilla de la Sierra se proclama Comunidad Autónoma con una extensísima variedad de competencias y con un estatuto que la proclama no ya nación, sino Nación de Naciones, en reconocimiento de las realidades nacionales de su olivar, del río y de los cerros que la rodean. ¡Pues si ya dije yo que esta gentuza lo único que quiere es competencias, competencias y más competencias! ¿Por qué no? ¡Si algún día gobernarán ellos! ¡Tiene que ser fasntástico ser el presidente de una realidad nacional, pensará Javier Arenas!

Señor Rajoy, a estos caciques, a estos hijos de su madre, a estos aprovechados, a estos corruptos ubarnizadores, a esta gentuza vaga, ni puñetero caso. ¿Qué no les gusta? A tomar por culo. Bastante gentuza mancilla el concepto "política" como para que además se nos subleven los "barones" del PP, a los que, desde ahora, llamaré "mamones". Pues eso, que se metan por el culo sus candidaturas si no les gusta la cosa, sus realidades nacionales y sus gilipolleces competenciales. ¿Pero qué es esto? ¿Quién se han creído? A éstos si que habría que ponerles la Ley de Vagos y Maleantes. ¡Uy..., cuánto presidente autonómico iba a caer! ¡Cuánto parásito nos cargaríamos de un golpe!

Por ello, no he podido más que titular este post como "El no de los caciques" y debería añadir también el no de los parásitos corruptos, el no de los politicastros sinvergüenzas, el no de los presidentuchos autonomistas. El no de la escoria. Para quénos vamos a engañar.

El Hispánico

9 comentarios:

Claudedeu dijo...

Bravo por Rajoy. Una gran propuesta que reafirma mi fe en él.

Desde luego, yo estoy a favor del Estado de las Autonomías. Me parece aconsejable para la territorialidad -no confundan con el mismo vocablo empleado por los etarras- de cada región que tengan competencias en algunas materias -véase Sanidad u otras varias-. Eso sí: que todas tengan las mismas competencias. De lo contrario, incurriríamos en la insolidaridad de unas regiones con otras -véase Cataluña y País Vasco-.

El_Hispanico dijo...

Te confundes. Creo que has pensado que no me gusta el sistema de las autonomías ¿Cómo no me va a gustar este sistema que ha sido modelo de territorialidad para lo demás países? ¿Cómo no voy a apoyar un sistema que descentraliza el Estado sin convertirlo en una confederación estúpida? ¿Cómo no voy a posicionarme a favor del sistema que nació, y que ademáses pieza fundamental, de este régimen monárquico-parlamentario? Pero esto, Cladedeu, es la teoría.

Yo no estoy en contra del Sistema de las Autonomías, estoy en contra de la actualidad del Sitema de las Autonomías. Si los partidos politicos tienen entre sus filas al menos un 50% de gente corrupta, vagsa y aprovechada, la maximizacion de las cesiones competenciales, las grandes inversiones del Estado en ellas y el relevo generacional de enchufados, provoca un caldo de cultivo que, en los "paisejos" que se están formando en las autonomías, la decadencia política se haga más y más esperpéntica.

Hay que hacer una remodelación, hay que quitar competencias y fijar topes, pero topes de verdad. No creo que todas las autonomías deban gozar de las mismas competencias, sino que hay que fijar unas autonomías donde el autogobierno sea más necesario (bien por historia, bien por una sociedad más regionalista). Ésta serían (y son), Navarra, atendiendo a su foralidad histórica que hay que potenciar y promover y País Vasco, Cataluña y Galicia. Y como mucho Canarias por su lejanía. Ni más ni menos. Ahora bien, nada de naciones y nada de tonterías. Éstas deberían tener competencias como sanidad y alguna mas de la que gocen ahora. Y las autonomías normales, pues deberían quedarse casi como diputaciones, porque no hacen falta.

El día que esto ocurre, el sistema de 1978 funcionará bien.

victor dijo...

"parásitos asquerosos, repugnantes, viles y mezquinos"

Creo que te estas excediendo. Pierdes credibilidad usando este tono.

El Cerrajero dijo...

El caciquismo es una enfermedad endémica en España.

Ojalá salga adelante la propuesta de Rajoy porque está llena de sentido común y además es la única solución para que todo el sistema no reviente.

El_Hispánico dijo...

Pues sí, puede que me desacredite. Pero si yo soy algo, es sincero. Y sinceramente, creo que lo son.

Asi que, les llamo de todo y me quedo tan a gusto. :D

Pere dijo...

Estoy de acuerdo con Rajoy.
No estoy de acuerdo con tus insultos. La sinceridad no se puede confundir nunca con la mala educación.
Si entre nosotros mismos nos desacreditamos,imaginaté lo que diran los contrarios.
Tampoco tienen porqué ser hijos de papá...y que tiene de malo ser hijo de papá? los habrá de todo.
Aqui de lo que se trata es de que lo hagan bien, hijos de papá o no.
Perdona Hispanico, es solo una opinion. Si animo de molestar.
Saludos.

Claudedeu dijo...

#Hispánico: en ningún momento he pensado que estabas en contra de la España de las Autonomías. Disculpa si he dado a entender eso. Tan sólo estaba concretando mi ideología en los respecto a la territorialidad.

Isra dijo...

Estimado amigo:

Noto cierto cabreo en tus palabras, y comprendo que viviendo la realidad de la Nación, no como tus compañeros de generación, que vegetan en un mundo totalmente apartado de lo que se mueve a su alrededor, estés de esa manera con la clase política que nos rodea.

Solo voy a poner un ejemplo de lo que nos ha traído el Estado de las Autonomías. Ayer saltaba en la prensa, la noticia de que en la final del mundialito benjamín de equipos de fútbol, cuando sonó el Himno Nacional de nuestro Reino, se les obligó a los pequeños del Barça a no salir al campo. Esto es lo que hemos conseguido, que el nacionalismo exacerbado y económico, haya puesto sus garras de tal manera en la sociedad, que manipulan incluso a unos pobres niños pequeños buscando intereses políticos.

Puede resultar una anécdota, puede decir alguien que es una tontería, pero lo que se ha logrado con tanta descentralización, no es una mejora organizativa del Estado, sino que cada político de turno se cree su propio gobierno y su terrenito para hacer lo que le de la gana, y más concretamente los nacionalismos, que no son más que la burguesía acomodada de toda la vida, que ahora bajo la manta de una bandera nacionalista, empuja a un pueblo como si fueran borregos, para seguir manteniendo su estatus social. Hagamos un estudio sobre los familias más adineradas de Cataluña, las que controlan CIU, las que controlan el PSC, y sus apellidos serán los mismos que los de aquellos que vitoreaban y abrían sus casas cuando llegaba el Caudillo, es decir, sus hijos que vivieron y estudiaron bajo el poder absoluto que sus papas, afines al régimen, impusieron.

El principal problema del Estado de las Autonomías, es que hay competencias que el Estado ha dejado a las regiones, que son vitales para mantener una igualdad social entre todos los españoles, y para mantener la Unidad de la Patria. Sanidad, Educación, Orden Público, Servicios Sociales, Urbanismo, etc., son el verdadero caballo de Troya que destruirá la Nación Española, ya que son utilizados por los nacionalismos y por aquellas regiones que entran dentro del juego del “y yo mas”, para hacer reinos de taifas y al final crear su propio estado. Como dijo el Sr. Maragall, el Estado Español, es residual en Cataluña, y como sigamos así, el Estado Español ya ni siquiera será residual, porque no existirá.

Esto es lo que hemos logrado con las Autonomías, además de crear cientos y cientos de funcionarios y políticos que viven a costa de todos los ciudadanos. Cargos repetidos en ayuntamientos, diputaciones, provincias, regiones…Funcionarios en cada institución que se dedican hacer lo mismo. Un mismo tema y un mismo informe tienen que pasar por cien mil manos distintas. Miles de millones de euros tirados a la basura para mantener una cohorte de funcionarios públicos, políticos y familias adineradas.

Lo que podría haber sido una manera de acercar la política a los ciudadanos, se ha convertido, y en un futuro lo veremos, en el verdadero virus, lento pero mortífero, de la nación española.

Si nuestros políticos fueran capaces de mirar más por los intereses de España, harían como en Alemania, donde el Estado está recuperando competencias que en su día tenían sus regiones.

Yo abogo por recuperarlas y que sea el gobierno central quien imponga la política de prácticamente todas las áreas de gobierno, siendo las autonomías, las encargadas de llevarlas a la práctica, pero sin poder meter ni una sola coma. Con esto, nos evitaríamos las diferencias sociales en materia de sanidad y servicios de las distintas autonomías, que la educación sea diferente según el interés nacionalista de cada gobierno autonómico, y una de las cosas que más les dolería, al no tener la competencia en Urbanismo, el no poder llenarse los bolsillos con el dinero de todos los españoles. Pero desgraciadamente esto no pasará, porque ningún político se atreverá a decirlo.

Un saludo,

Yosue

Viva España
Viva el Rey
Viva el Príncipe de Asturias

El_Hispanico dijo...

Veo que nuestras inquietudes conducen hacia el mismo sitio. Y es que, analizando los problemas que azotan a España, uno siempre llega al nacionalismo periférico y al autonomisma que lo azuza.

Preocupante es, desde luego, una situación que se basa en un sistema sin límites que hace que se tire el dinero y se destruya la unidad nacional. Y lo peor de todo es que quien tiene que cambiarlo jamás lo hará, puesto que de eso viven: los políticos.

¿Qué presidente de partido va a rebajar el sistema de las autonomías? ¿Qué Ejecutiva Central de qué partido va a aceptar que sus políticos, sus nuevas generaciones no tengan ya una salida al mercado "laboral" (entre comillas xq ya me dira usted ue trabaja un diputado) al jugosísimo despilfarro autonómico? Pues obviamente ninguno.

Nos encontramos en un callejon sin salida. Y depende de Rajoy saltarse la tapia o pudrirse ahí.