11 de febrero de 2007

REVÁLIDA PARA UNA PRINCESA

Con este post que añado, reconozco que saturo ya el blog con post sobre Doña Letizia. Pero es de tal brillantez, de tal realidad social y verídica que tengo que postearlo. Prometo que, por el momento, es el último. Con este post cierro capítulo sobre la muerte de Érika Ortiz y el dolor de Doña Letizia. Háganme caso, merece la pena. El Hispánico.

POR ANTONIO BURGOS
http://fororeal.blogspot.com/
ABC
Image Hosted by ImageShack.us

EN aquella casa de la urbanización playera, vamos a poner Sotogrande para no dar pistas, había ese silencio que sólo existe en las casas de los ricos. En aquella casa de la urbanización playera, vamos a poner Guadalmina para despistar, había ese silencio centroeuropeo que da el dinero. La dueña de la casa había invitado a cenita simpática a un grupo de amigos. Estaban ya en el café y el menta poleo de la terraza de blancos butacones. Copas y charlita. Salieron a relucir, cómo no, los Príncipes de Asturias. Los presentes eran de la pretendida antigua observancia monárquica, pero de la secta de los que largan. Para abreviar: de los que les pareció mal en su momento que el Rey legalizara el PCE. Pusieron a Doña Letizia como se suelen: como no quieran dueñas. Y del Príncipe, ni te cuento lo que largaron.
Estaba en la tertulieta, café y habano encendido, jamando partida, un viejo monárquico. De los de Estoril. De los viejos liberales del Conde de Barcelona. Tratábase de un notario jubilado de Madrid, que durante la cena había dado un recital de ingenio y agudeza, dominador de ese bien ya casi tan escaso como el agua que es el arte de la conversación. Su brillante locuacidad en la mesa se había trocado en mutismo evidente y patente durante los cruces de invectivas, chistes de Sabina y mal gusto, y cuchufletas varias contra la Princesa de Asturias.
Al verlo tan callado, la dueña de la casa trató de sonsacarlo:
-Hay que ver lo callado que te has quedado de pronto -le dijo-, con lo ocurrente que has estado en la cena. Que queremos saber tu opinión: a ti, ¿qué te parece Letizia?
Y el viejo monárquico, muy serio, sentenció:
-Pues me parece que Doña Letizia es la Princesa de Asturias y punto.
Se hizo inmediatamente un silencio de culpabilidad. Un silencio de casa rica, rica, rica. Y empezaron a hablar del tiempo y de las cenitas simpáticas que quedaban en otras casas de amigos para las venideras noches bajo las estrellas.
Aparte de un señor, el notario jubilado de Madrid, al que recuerdo en aquella ejemplar lección de lealtad a la Institución con una sola frase, se me aparece ahora como un adivino. En los recientes y dolorosos acontecimientos de la trágica muerte de «su hermana pequeña», a muchos nos ha parecido lo mismo que al jubilado notario, monárquico de Estoril: que Doña Letizia es la Princesa de Asturias. Bastante Princesa de Asturias. Ha superado la reválida cíclica y permanente a que en España sometemos a las personas reales. Hay republicanotes que dicen que es mejor elegir un presidente cada cierto número de años, compareciendo en las urnas. Hasta frente a ese argumento sale triunfante la Institución Monárquica: a los Reyes, los Príncipes y las Infantas se les exige un mayor control de calidad. Tienen que pasar la ITV cada día, comparecer a cada instante ante las urnas de la opinión pública. En la España que se proclama mayoritamente «juancarlista», del Rey abajo todos los miembros de la Real Familia han de aprobar cada día la selectividad. Su Majestad, como sacó «cum laude» en el discurso televisado con que paró el 23-F, tiene ya aprobado por curso. Pero a los Príncipes de Asturias se les exige que superen la selectividad diaria. Doña Letizia ha superado ahora, y a qué precio de dolor, su reválida de Princesa de Asturias. Desde la muerte de Lady Di, al pueblo republicanote y juancarlista le encanta que sus Reyes se peguen unas pechadas de llorar importantes, que sean humanos, «como nosotros». Se exige que el solemne distanciamiento de la magia de la Monarquía sea sustituido por la identificación y cercanía con el pueblo. A los Reyes, que antes eran educados para no expresar sus sentimientos en público, ahora se les exige que salten al corear el gol de la selección de fútbol; que se rompan las manos aplaudiendo; que besuqueen y abracen a los artistas. Que lloren. Que no sean como los Reyes siempre fueron, sino como nosotros queremos que sean. Doña Letizia se ha aprendido tan bien su oficio a la española y aprobado con tan buena nota esta reválida del dolor, que nos ha hecho ver, en vivo y en directo, las mismas lágrimas de Doña Sofía cuando el Yakolev o el 11-M. Como el viejo notario monárquico, cada vez tengo más claro que Doña Letizia es la Princesa de Asturias. Y punto.

Image Hosted by ImageShack.us

15 comentarios:

Yosue dijo...

Estimado amigo:

Primera vez que entro en tu blog a escribir (debería haberlo hecho antes), y no puedo estar más de acuerdo contigo en tu artículo.

Doña Letizia es la Princesa de Asturias, y punto. Y no hay más que hablar, porque así viene dado, y así se demuestra la Lealtad que se debe a la corona, al Rey, y por supuesto, al Heredero de la Corona.

Nos pudo gustar o no la elección realizada por SAR el Príncipe de Asturias, pero le hago yo una pregunta a todos esos monárquicos de boquilla, que viven muy bien en esas mansiones veraniegas, y que el invierno pasan de fiesta en fiesta, de cóctel en cóctel, entre el barrio de Salamanca y la Moraleja, entre Puerta de Hierro y Serrano. Si son tan leales como parecen, que se rompen el espinazo al hacer una reverencia a SSMM los Reyes, ¿Cómo es que darían su lealtad a quien debe asumir la Jefatura del Estado, y por el contrario se la quitarían a esa misma persona cuando se trata de buscar la mujer que comparta con el tan digna, pero a la vez, dura tarea de Reinar? ¿No será, que a estos insignes hombres y mujeres de bien, que viven altivos en sus poltronas llenas de dinero, lo que les molesta es tener que hacer a una reverencia a quien Su Alteza Real el Príncipe de Asturias ha elevado por encima de todos ellos? Pero que no se confunda el pueblo llano, no. Su Alteza Real la Princesa Doña Letizia, ha sido elevada al Altar del trabajo, del esfuerzo, del servicio a los españoles, de llevar la representación del Estado allá por donde va, de ser ejemplo de templanza, de rectitud, de convertirse en socorro y alivio de los que sufren, de sacrificar su “yo” personal, por el “todos” común. Ha sido elevada al Altar de la crítica porque sí, de la infamia, de la envidia de tantos y tantos. Pero ha demostrado, que es la Princesa de Asturias, y punto. Duro ha sido el camino, y duro también el momento para pasar la reválida.

No son tantos los republicanos, sino los propios monárquicos que lanzan sus críticas al aire.

Un saludo amigo,

Yosue.

Viva España
Viva el Rey
Viva el Príncipe de Aturias

www.lamonarquia.3a2.com

El_Hispanico dijo...

Estimado Yosue:
Yo sí que visito, siempre que puedo, tu página web, y si miras en los vínculos de este blog podrás encontrarla en la sección "WEBS MONÁRQUICAS" con el nombre de "Comunidad de Monárquicos Españoles" que es el nombre con el que se refiere Wikipedia a tu insignie grupo. Aprovecho, pues, para felicitarte por tu página: completísima, fidedigna y ejemplar. Mi enhorabuena.

Por lo demás, estoy absolutamente de acuerdo contigo. Los monarquicotes que critican a Su Alteza no son monárquicos como lo somos la mayoría del pueblo que quiere a SS.MM., osea ser, clase media.No critican a una princesa, sino critican a la nieta de un taxista que, por muchas mansiones, dinero, lujo y glamour que estas personas tienen se la ha elevado, como tú dices, por encima de ellos. Insisto, no hablan como monárquicos, hablan como ricachones que envidian que una simple periodista, nieta de un taxista, esté por encima de ellos.

A los que de verdad somos monárquicos, respetamos la decisión de Su Alteza el Príncipe y apoyamos a su consorte siempre y cuando ésta demuestre ser una persona ejemplar y recta y lleve la dignidad de Princesa de Asturias, y después de Reina de España, como la Corona merece. Y eso lo viene demostrando Doña Letizia desde el 22 de Mayo de 2004, evidenciándose aún más hace unos días, con el fallecimiento de su hermana.

Nada más. Un saludo.

Maya dijo...

Pues yo tengo una pregunta que hacer. Aunque tú no eres Peñafiel, dado que sigues la trayectoria de la Familia Real, quizá puedas responderme.

Es una curiosidad, nada más. Si bien es cierto que nunca he sido demasiado partidaria de Letizia (vamos, que no me gustaba, especialmente a raíz de aquel "¡Déjame terminar!"), hay que reconocer que ha sabido estar a la altura de su cargo con lo del funeral de su hermana, un 10 a su comportamiento. Con esto, tengo una duda: ¿por qué tiene que hacer la genuflexión ante el Rey? Vale que ella no es de sangre azul, pero es la Princesa de Asturias, por lo que no entiendo por qué debe hacer una reverencia que no hacen otros miembros de la Familia Real. Si alguien puede satisfacer mi curiosidad, que me diga...

El_Hispanico dijo...

En realidad, todos los miembros han de hacersela y si te fijas, el Príncipe de Asturias, siendo príncipe por derecho (y no por consorcio) y siendo su hijo, le hizo también la reverencia, hasta en 3 ocasiones, el problema es que la reverencia que hace un hombre es solo con la cabeza, y si ve menos. Pero insisto, si te fijas, se vé.

Por otro lado, como ya te he dicho, los otros miembros de la Familia Real están obligados a hacerlo, puesto que por muy infantas o príncipes que sean, jerárquicamente, están por debajo del Rey, y le deben reverencia. Este verano, en los premios laureus celebrados en Barcelona, cuando el Rey llegó estaba ya la infanta Cristina e hizo la genuflexión ante el rey (http://images.google.es/images?client=firefox-a&rls=org.mozilla::official&channel=s&hl=es&q=infanta%20cristina%20laureus&btnG=Buscar+con+Google&ie=UTF-8&oe=UTF-8&sa=N&tab=wi)
Es la 3ª fotopor la izquierda, pero por alguna razón no se me abre, pero se distingue perfectamente que se trata del Rey y la infanta. El problema, es que en las apariciones de la Familia Real, suele ir e irse todos juntos, y por tanto no se produce la despedida entre ellos y, entonces, no tienen por qué hacer la genuflexión. Pero si se van a despedir o se saluda, han de hacer la reverencia tanto al Rey como a la Reina que, protocolariamente, tienen el mismo rango (para los demás, no entre ellos) y por tanto les deben el mismo tratamiento.

Otra cosa es, que en privado, lo hagan. Hasta qué punto no lo sé, pero se sabe que Doña Letizia en ese sentido es muy respetuosa, y llama de "Señor" y "Señora" a los Reyes. El Príncipe, si te fijas, jamás llama a sus padres "mi padre", "mi madre", sino que siempre se refiere a ellos como "el Rey", "la Reina". Supongo que él también los tratará de señores.

Espero haberte resuelto las dudas.

El_Hispanico dijo...

El link no ha salido bien, para ver la imagen de la infanta genuflexionándose, pon en la sección de imágenes del Google lo siguiente:
infanta cristina laureus
Salen dos fotografías de la infanta genuflexionándose, la tercera de ellas en los premios laureus, vestida de rojo.

Maya dijo...

Gracias por la aclaración, la verdad es que nunca me había fijado en que las Infantas y el Príncipe también hacen el saludo. Unicamente lo ví cuando se casó la Infanta Cristina, pero pensé que ese era un caso especial, porque tenía que pedir permiso (protocolariamente hablando) para casarse.

¿Que Letizia llamá "Señor" y "Señora" a los Reyes? Será en público, imagino. En privado, son una familia como otra cualquiera. En cuanto a que el Príncipe dice "el Rey" o "la Reina", es como Don Juan Carlos al referirse a Doña Sofía, que nunca se refiere a ella como "mi mujer", sino como "La Reina".

Oye, ya puestos a cotillear, ¿tú sabes qué hay de cierto en eso que dicen sobre que el Príncipe y la Reina hablan en inglés entre ellos?

El_Hispanico dijo...

Hola maya:
Sí, sí, Doña Letizia llama en privado a los Reyes "Señor" y "Señora", en público tiene que ir más allá, tiene que llamarles de Rey y de Reina, no puede decir "El Señor Juan Carlos...", dice el Rey.

Por otra parte, según se dice sí que parece ser que Dª Sofía y el Príncipe hablan entre ellos en inglés. Hombre saber, saber, no lo sé porque no vivo con ellos (xD) y no soy como Peñafiel que se inventa el 50% delo que dice, principalmente porque el Rey no le dirige la palabra desde hace 20 años. Personalmente sí que me lo creo, yo lo he oído de reportajes de periodistas serios conmotivo de algun aniversario o algo así. Hay que tener en cuanto que no puede haber familia más conservadora, católica y monárquica que la Familia Real, y dentro de ello, también hay que decirlo, más pija que esa familia debe haber pocas. Por ello me creo que la Reina y el Príncipe hablen en ingleés, Doña Sofía pasó su infancia en Sudáfrica donde se habla inglés y que el Príncipe estudió en Canadá.

El_Hispanico dijo...

No estoy de acuerdo en que, de puertas para dentro, sean "otra familia cualquiera". Los Reyes son reyes desde que se levantan hasta que se acuestan, así como los Príncipes y las Infantas. Son todos Grandes de España, y representan una historia. Si ellos no respetan la jerarquía, la autoridad yla subordinación, ¿quién lo va a hacer?

El ejemplo más claro de "desmonarquización" es Mónaco. Es deprimente el grado de degeneración que la institución de la Corona ha tomado con Alberto II y sus hermanas y descendientes de éstas. Carolina casada con un borracho (previamente con un chico playboy), Estefanía no deja títere con cabeza, todo empleado suyo tiene altas probabilidades de meterse en su cama y Alberto... en fín, todos sabemos la buena imagen que da con sus hijos secretos, su bisexualidad o lo que sea y todo lo demás. Los miembros de los Grimaldi se saltan el protocolo como les da la gana, ¿has visto alguna vez a la Familia Real (quitando las regatas) alguna vez con gafas? ¿y a cualquiera otra Familia Real europea? Pues no. Pues tú fijate en los hijos de Carolina, son todos unos cutres y se estan convirtiendo en unos ricos estilo Paris Hilton o Mickel Jackson. Pero ya sufrirán las consecuencias, cuando una Corona deja de gozar de respeto y solemnidad, pues ya me diras tú qué le queda.

Yosue dijo...

Una sola aportación a vuestros comentarios. Sobre el idioma utilizado por SM la Reina con sus hijos en casa, es cierto que usen el ingles. La propia Reina lo ha comentado en alguna entrevista que les han hecho con motivo de aniversario y cumpleaños, y esto tiene una fácil explicación. Cuando SM la Reina viene a España, no tenía ni "papa" de español, y con el Rey hablaba en Ingles. Posteriormente con sus hijos, y para que estos se fueran habituando a convivir con los dos idiomas, lo siguió practicando.

Yo no se si lo seguirán haciendo, pero me imagino que les saldrá tanto el castellano como el ingles. Por eso, no hay problema.

Y con respecto al otro tema que tratáis, y ya son dos comentarios, es lógico que en público utilicen los tratamientos y títulos. Y a nivel personal, pues no me veo yo a Doña Letizia, Jaime de Marichalar o a Iñaki Urdangarín llamando "suegro", "papi", o "juanca" a SM el Rey. Otra cosa son sus hijos, que me imagino, en la intimidad de su casa, es decir, estando solos y sin nadie alrededor, pues si les llamarán papa o mama, porque es lo más lógico.

Pero voy un poco más allá y os comento el caso de alguien que sin pertenecer a la realeza ni nobleza, sabe diferenciar cual es la posición de cada uno, y con su comportamiento da una lección de quien es quien. Verás, por mi trabajo, voy varias veces a una Notaría. Pues bien, allí trabaja la hermana del Sr. Notaría, y el día que me enteré de su parentesco, me sorprendí, porque ella tanto en público, como por teléfono, o al referirse a él, le trata de DON. Esto, evidentemente, no sucederá en su casa, dentro del ámbito privado, pero deja las cosas muy claras a los que están alrededor.

Nada mas, que quería ser breve y al final me alargue.

Yosue

Viva España
Viva el Rey
Viva el Príncipe de Asturias.

El_Hispanico dijo...

Gracias por tu comentario, yosue. Pienso igual que tu, en ningún caso creo que se tomen tantas confianzas con el Rey. Si Dª Letizia le llama Señor, es porque alguien experto en protocolo así se lo ha indicado, y por tanto también lo habrán hecho con Jaime e Iñaki.

Está claro que con los niños no habrá ese estricto protocolo, pero estoy seguro que, según crezca, a Leonor se la obligará a tratar de la debida forma principalmente a su abuelo, y creo que a su padre también.

Lalique dijo...

Por una parte dos dardos en tus palabras por cuestiones lingüísticas (Destacan demasiado como para dejarlas pasar). "Vé" no se acentúa gráficamente puesto que es un monosílabo y "genuflexionarse" no consta como verbo aunque pueda parecer una derivación de "flexionar".

Y una pregunta más general, ¿por qué no existe una actitud crítica ante la política del Gobierno? Como no se adopte una argumentación más seria, las opiniones de los blogs AntiZp; así como de los periódicos digitales El Plural, Libertad Digital, Hazte Oír y otros portales con paradójicos nombres y de diferentes ideologías, seguirán reforzando su papel como mentideros, lugares de desahogo para el ciudadano ocupado.

Saludos.

Zapataplús!! dijo...

Brillante artículo de Burgos con el que muchas veces disiento. Este no es el caso.

Por cierto, he visto más abajo tu entrada "Gracias". Eso te digo yo, gracias... por citarme... y por darnos a conocer a todos un poquito más de la Monarquia que, a pesar de todo, es la gran desconocida. Pues eso, el placer es mío y las gracias también.

PD: Veo que te las has arreglado para poner un video en el lateral, me alegro.
Un saludo.

El_Hispanico dijo...

A lalique: ¿te parece poco permitir que Cataluña sea una nación, pactar y negociar y ceder políticamente ante asesinos? ¿te parece que no es un argumento intentar censurar al pueblo? ¿te parece poco que se nos critique por hacer uso de el himno de TODOS y la bandera de TODOS cuando nos de la gana? Eso, e infinidad de argumentos más...

A Zapataplús: Simplemente ---> ;)

Pere dijo...

Por Dios lalique!!! no seas tan exigente con el léxico!!!
Hispanico...una aclaración..si, los
hijos a los Reyes en privado les llaman Papa y Mama.Los nietos abuelos. Otra cosa son los politicos...Señor y Señora.
Ya en publico es como tu dices.
Tanto el principe como las Infantas les hacen la Reverencia.
Son los Reyes!!!

El_Hispanico dijo...

Que lo hagan las Infantas...probablemente sí. El Príncipe no lo creo, como mucho a su madre. Pero los consortes les llaman de Señor y Señora, al menos Letizia. Decirte, además, que en todo caso, eso se lo llamaran si están en absoluta intimidad, osea ser, Juan Carlos, Sofia y Felipe, pero si estajn delante del servicio, o de cualquier conocido, por muy amigo intimo que sea, no creo q Don Felipe diga: "papá, ¿me pasaslas sal?" o "mamá, has visto mis llaves". Pues no. Lo más seguro es que eviten referirse al nombre, y se tutearan y ya esta.