27 de enero de 2007

REALIDADES ALTERNATIVAS (1)

[Realidad Alternativa I. Día 5 de Enero de 2038, París, Francia.]

Image Hosted by ImageShack.us

De visita en París, me llaman de la casa de Don Felipe para visitarle, acepta concederme la entrevista. En el aerotren, un sofisticado medio de transporte público que me conduce entre los grandes edificios y monumentos parisinos, me da tiempo a rememorar mis años de juventud. Soy ya un hombre de casi medio siglo de vida, licencieado en Derecho pero que se dedica a escribir para El Mundo. Me asalta el recuerdo del blog que escribía hace tanto tiempo,
Juancarlistas Antizp se llamaba.
-¡Cuánto ha cambiado España desde entonces...! -suspiro de pronto en voz alta-.
La cálida mañana, pese a ser Enero (cosas del calentamiento global), me recuerda a mi España. Por fín llego a mi destino. Me abre la puerta una mirada inteligente, profunda. Su rostro encierra una belleza ya marchita y las arrugas de la edad y de los disgustos surcan su piel. Su especial barbilla, algo prominente, y su pelo lacio y castaño -teñido en un intento de disimular la edad-, me hacen quedarme un tiempo embelesado. Si figura, ya de una mujer que ronda casi los 70, sigue siendo delgado, aunque ya sin la esbeltez y el atractivo que antaño le caracterizaron. Doña Letizia me saluda finalmente y me invita a pasar. En el amplio salón se encuentra un hombre más envejecido que la última vez que le ví. Sentado en el sofá, arrugado, con la mirada perdida en algún recuerdo de otros tiempos y el pelo blanco por completo, Don Felipe me saluda efusivamente. Su mujer le profesa una caricia y nos deja sólos. Comienzo la entrevista.
-Si le parece, señor, empezamos. Le prometo que no nos ocupará mucho tiempo.
Felipe me sonríe y asiente con la cabeza.
-Hoy se cumple el centenario del nacimiento de su padre, el rey Don Juan Carlos. ¿Qué siente usted? ¿Qué le ha parecido la prohibición de los gobiernos socialistas de la República de Castilla y de Galiza a las celebraciones con motivo de dicho centenario?
-Con respecto a la primera pregunta, hoy, como cada cumpleaños del Rey, nos hemos reunido toda la familia para comer aquí en mi casa, menos Froilán que está en Washington y mi hija Isabel, la pequeña, que se encuentra en Londres y está algo pachucha. Hoy sin duda ha sido especial, muy bonito todo.
>>Con respecto a la segunda pregunta, era de esperar. No me parece una actitud democrática y tolerante, puesto que los ciudadanos tienen derecho a expresar y celebrar lo que les venga en gana, pero todos ya sabemos como son esos dirigentes. Por los demás países, tengo entendido que en Murcia, Valencia, Asturias y Baleares sí que se han celebrado algunos homenajes.
-¿El Gobierno Confederal sigue negándoles la entrada a Iberia?
-Sí, así es. Desde que hace 12 años se proclamase la Confederación de Repúblicas Ibéricas, se nos denegó la nacionalidad castellana, en nuestro caso, y se nos prohibió entrar a cualquiera de las repúblicas, excepto en Portugal, claro. Aunque ahora con la victoria del Partido Radical Ibérico en Lisboa, creo que también nos la van a prohibir.
Don Felipe frunce el ceño, molesto por esta injusticia.
-Con respecto a las acusaciones publicadas en el diario El Plurinacional en diciembre de 2025, ¿es cierto que usted proporcionó información crucial al rey Mohamed VII con la que el ejército marroquí conquistó Canarias, Ceuta, Melilla y Granada?
-Nada de eso es cierto, ¡por supuesto qué no! -dice, indignado, mientras golpea con su puño el reposabrazos del sofá-. Todo ello fue una campaña de desprestigio por parte de los republicanos radicales. También inventaron que Letizia estaba sacando joyas y dinero del Patrimonio Nacional a Suiza, o que Leonor había estafado a varias empresas españolas. Todo mentira. Lo estaban preparando todo para influir con esta sarta de falsedades en el referendum celebrado al año siguiente que abolió la Monarquía.
-Si le he ofendido con la pregunta, disculpeme.
-No, no se preocupe, usted pregunte.
-¿Sigue manteniendo que el resultado de dicho referendum fue falseado?
-Según diversos informes secretos del CNI que me han llegado, así es. La diferencia fue mucho menor, lo que desacreditaba al Gobierno Provisional frente a la Unión Europea. Pero mis abogados me han recomendado que no me pronuncie sobre esto.
-Bien, Alteza, ¿qué opina de la reciente independencia de los Países Catalanes y de Euskal Herria?
-Yo ya dije que ni la República, ni mucho menos la República Confederal, era la solución a los nacionalismos que azotaban España. Pero la gente fue manipulada y prefirió esto antes que a la Monarquía parlamentaria que tan bien había funcionado hasta hace unos años.
-¿Y de la insurrección navarra a la invasión del Ejército Vasco?
-Creo que Navarra tiene derecho a defenderse a las ansias expansionistas vascas, controlado el gobierno como está por la nueva ETA. Y si la Confederación Ibérica, país al que pertenece Navarra, no hace nada por ayudarles, me parece totalmente lícito que sus ciudadanos y su policía estatal lo hagan.
-¿Ve posible una restauración monárquica y la reintegración de todas las repúblicas confederadas, y de las dos independientes de los Países Catalanes y Euskal Herria, formando de nuevo España?
A Felipe le asalta en su mirada un brillo especial, está triste. Le conozco desde hace mucho tiempo, y sé que se siente culpable. Siente que es responsable de la desaparición de España. Que ha fracasado en la vida.
-¿Sabe una cosa, Javier? -me dice finalmente-. De todas las cosas y hechos de mi vida, sólo me quedo con tres: con el cariño que me profesaron los españoles cuando fuí Príncipe y Rey; con mi familia y con que mi padre falleciese cuando España era aún una Nación. ¿El futuro? El futuro me tiene desilusionado, qué quiere que le diga. Sólo soy un viejo rey sin corona. Peor aún, soy un viejo rey sin corona y sin patria que echar de menos, porque ya ni eso me queda. ¿Qué si creo que España pueda volver a existir entorno a la Corona? Desde luego creo feacientemente que no cabe otra posibilidad que reestructurar un estado autonómico como el de la Transición para que ello sea viable, y eso, hasta ahora, sólo se ha conseguido con un rey como jefe del Estado. Pero eso ya no está en mis manos, ya sabes que he renunciado a mis derechos en favor de mi hija Leonor.
Don Felipe calla y queda cabizbajo, perdido en sus recuerdos. Yo le miro, recordando el día que le entrevisté por primera vez 2 meses después de su coronación, en el verano del 16. Y recuerdo cuando le despedí en el aeropuerto de Barajas tan sólo 10 años después, cuando se acababa de proclamar la III República que ha orginado la Confederación de Repúblicas de Iberia. De repente irrumpe, seguido de Doña Letizia, un pequeño de unos tres años, rubio y con los ojos azules. Sin duda es un Borbón. Corre a besar a su abuelo.
-¿Es el mayor de Leonor, verdad? -pregunto-.
-Sí, está guapísimo -me responde Letizia desde la entrada-. Igualito a mi Leonor de su edad, ¿verdad que sí Felipe?.
Don Felipe asiente y monta al niño en su regazo. Entonces me fijo en la espada de juguete que aferra en la mano derecha.
-¿Y esa espada, es tuya?
El pequeño me sonríe y, muy dicharachero, se acerca a enseñarmela y me responde que sí.
-¿Y a qué juegas con ella? -le interrogo-.
-A ser un príncipe.
A Doña Letizia se la ensombrece el rostro, apenada. Don Felipe queda aún más serio y yo me arrepiento de haber hecho la pregunta. El otrora Rey de España fija una melancólica mirada en algún punto de la estancia a mi espalda. Se trata de un cuadro grande de Juan Carlos I, ataviado con el uniforme oficial y sentado en un trono, presididiendo el salón.
-¡Qué cosas tienes, Juan Carlitos! -exclama finalmente Don Felipe-.


El Hispánico

7 comentarios:

El Cerrajero dijo...

O se pone las pilas o Felipe no reinará en España ni de broma.

Maya dijo...

Eso mismo digo yo... Esperemos que tan triste predicción no se haga nunca realidad.

Duende dijo...

Jajajaja tienes un grave problema de personalidad. Por favor, en tus ratos de clase aburridos te dedicas a escribir estas tonterias? es que demuestran que no tienes personalidad ninguna! Si es que tu sueño es trabajar en el mundo, dios mio!!!! En serio, eres muy infantiloide.

PD: Espero que D. Felipe reine la "monarquia independiente de su casa"

El_Hispanico dijo...

Lo que es un indicio de no tener personalidad y ser bastante infantiloide, es estar constantemente metiendote en una web sólo para insultar, molestar y faltar al respeto.

Imperator dijo...

La cita de Cánovas que aparece como subtitulo me ha llamado la atención, no creo que a Don Antonio le gustase un pelo la actitud del Borbón, y no te equivoques no tengo ni un pelo de republicano ni de izquierdoso.

Como te dicen por aquí,Felipe terminará en Grecia, porque la izquierda no lo tragará jamás y la derecha no estamos para defender a reyes que no se creen que lo son.

Un saludo.

El_Hispanico dijo...

Pues yo creo que Cánovas sí estaría orgulloso, quizás contrariado porque hoy en día todos los monarcas (y jefes de estado en general) tienen muchas menos competencias que en el siglo XIX. Yo creo que el trabajo del Rey es muy bueno, aunque sí he de reconocer que, como han dicho, es demasiado "precavido". Debería hablar más. Por lo demás, chapó, un gran rey, y además, puede decirse que Alfonso XII (de la época de Cánovas) y Juan Carlos I guardan gran parecido: tremendamente carismáticos, eluden intervenir en la política y muy entregados a las labores sociales, recordemos que Alfonso XII murió de tuberculosis al visitar una zona infectada de Aranjuez.

El Príncipe Felipe me parece un hombre que sí quiere ser Rey, que sí que cree que es príncipe y que se creerá Rey cuando le llegue. Es un hombre preparadísimo, educado, culto ymuy inteligente, según he leído, con un 127 de cociente intelectual. (Con más de 115 se es muy inteligente, y a partir de 130 se es superdotado).

Anónimo dijo...

Por todos es sabido que el principe es gay y que a Letizia la dejó embarazada el rey