27 de enero de 2007

LA GUERRA DE LAS "BANDAXIAS"

EL MOTÍN DE ALCORCÓN

Se veía venir. Primero en Francia, después en Bélgica, Holanda y Alemania. Ahora en España. Lo que podríamos denominar el "Montín de Alcorcón" no es sino la causa directa de tres factores: delincuencia + ineficacia policial y jurídica + inmigración.

No he cumplido aún los 18, y por tanto sé de lo que hablo. La lacra de las bandas y de la delincuencia organizada es un enorme problema que afecta a los jóvenes y a la sociedad entera. Hay dos aspectos fundamentales en lo que a las reyertas en Alcorcón se refiere, dos preguntas que los medios hacen y los ciudadanos de dicha ciudad, indignados, se apresuran por desmentir: ¿es este un problema ocasionado por la inmigración? ¿son las "insurreciones violentas" que hemos visto racistas?

En principio, sí atendemos a las declaraciones de los implicados y a los hechos, podríamos afirmar que no. Lo que está sucediendo es una lucha entre bandas, y tan mala es una banda latina como una ultraderechista o ultraizquierdista española. Pero si lo analizamos, a ambas preguntas podríamos responder que sí, o un sí parcial, al menos.

Y es que si bien este conflicto no sólo incumbe a bandas latinas, sino también a bandas españolas, sí que ha sido causado por los primeros. Y las bandas, en su mayoría, han sido exportadas por los inmigrantes llegados a España. Y son éstos los que cobran a los niños por jugar en las canchas. Y los que controlan las calles, y los que han provocado la aparición de otras bandas contrarias a ellos. La marginación social es lo que tiene. Y en el fondo, los jóvenes que se han manifestado, los que han increpado a los periodistas incluso mientras estos retransmitían en directo (visto por servidor en El Buscador), tienen sed de sangre. Están hartos, y con razón, pero bajo sus quejas sólo hay una cara oculta de violencia gratuita. Quieren enfrentarse, quieren convertir Alcorcón en una batalla campal. Quieren venganza.

Y este es el destino de las ciudades españolas. Tarde o temprano, su ciudad puede convertirse en otro Alcorcón. ¿Y por qué? Porque la gente está harta de pasar por una calle y tener miedo. La gente está harta de temer por la seguridad de su hijos. Y el temor hace que los violentos lo utilicen para generar odio, entrando en una espiral de violencia que no acaba nunca. Esto volverá a ocurrir, tiempo al tiempo.

Lo gracioso de todo esto -si es que tiene gracia-, es que el Ayuntamiento socialista y algunos ciudadanos (que creo que no quieren que pierda el PSOE) comienzan a negar lo evidente: que no hay bandas, que todo ha sido inventado por los medios. Incluso ayer mismo intentaron agredir a periodistas, se encararon con ellos y afirmaron y reafirmaron que en Alcorcón no había bandas. No sé qué es peor, que haya bandas que se esten matando en tus narices, o que haya bandas que se esten matando en tus narices y te niegues a reconocerlo.

Después de haber visto el primer vídeo y leer lo anterior, vean este vídeo (dura 20 segundos) de la Delegada del Gobierno en Madrid que niega que haya bandas. Tendrá cara...



El Hispánico

4 comentarios:

Anónimo dijo...

estas de atar muchacho.Que pena con 18 añitos y ya sectario.
¿De que vives?.Creo que del cuento.
Estudia más que se te ven las orejas.No te creas todo lo que te dicen,sea el Mundo,ABc o el Pais.
Ten algo de criterio propio,no seas un loro.Nada de lo que escribes es original,todo una mala copia de consignas que,no por mucho repetidas,dejan de ser convincentes.
Te doy un 1 sobre 20 y vas que ardes.

El Cerrajero dijo...

El pringado anónimo tiene preparado ese texto y lo va pegando por todos los blogs que no lamen el culo a la Izmierda.

Seguro que es un funcionario elegido a dedo.

Mundo Paralelo dijo...

Me gusto lo que le hiciste al cobarde anónimo, le obligaste a leer tu texto.

El_Hispanico dijo...

Gracias, Mundo Paralelo. Estoy encantado de tenerte por aqui, me encanta tu blog.

Un saludo. ;)